MÉRIDA, Yucatán, miércoles 23/06/21.- Al chófer progreseño Juan Alberto Gutiérrez Vázquez lo condenaron a CINCO meses y SIETE días de cárcel, luego que en septiembre de 2020 colisionó una moto que manejaba una mujer embarazada, la cual resultó lesionada.

Lo condenaron los jueces del Tribunal Segundo de Enjuiciamiento por el accidente que tuvo cuando manejaba un autobús del transporte urbano del puerto de Progreso, en la colonia “Vicente Guerrero” y luego que los juzgadores, en tres días desahogaron 13 testimoniales y las pruebas documentales ofrecidas por la Fiscalía.

También lo condenaron al pago de ocho días de multa, al pago de 119 mil 145 pesos como reparación del daño, y dejaron en genérico los gastos que se sigan produciendo.

El viernes 25 de junio se efectuará la audiencia de lectura y explicación de sentencia.

El 19 de septiembre del 2020, a las 9:30 horas, Juan Alberto guiaba un autobús del servicio público de transporte, sobre el libramiento de la colonia Vicente Guerrero, de Progreso, en una vía de dos carriles útiles de circulación, uno para cada sentido, con acera en ambos lados y sin acotamiento a los lados.

Conducía como un cafre, como la inmensa mayoría de los chóferes urbanos del transporte de pasajeros, de modo que al llegar a la intersección con la calle 126 y dar vuelta a su izquierda, colisionó una motocicleta que transitaba sobre la 126, guiada por Ruth Fabiola M.N., quien resultó con lesiones que tardan en sanar más de 15 días.

La mujer fue trasladada al Centro Médico Americano, debido a la gravedad de su lesión, y posteriormente a un hospital de esta ciudad, ya que estaba embarazada.