MÉRIDA.- Sin la participación de las mujeres no se puede entender el desarrollo de una comunidad, ya que ellas representan un gran apoyo para la economía familiar, especialmente en la zona rural, indicó el alcalde Mauricio Vila Dosal en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Rural.

Durante una reunión con mujeres en la comisaría de Dzununcán, Mauricio Vila refrendó su compromiso para atenderlas de manera integral,

Dijo que a través de las direcciones de Fomento Económico y del Instituto Municipal de la Mujer y el DIF, el Ayuntamiento pone en práctica políticas públicas destinadas a empoderar a las mujeres de las comisarías meridanas.

Con este trabajo pretendemos lograr que ser mujer rural en Mérida ya no sea sinónimo de falta de oportunidades o de ser víctima de violencia —enfatizó.

Mauricio Vila hizo un reconocimiento a todas las mujeres que desde la casa trabajan para mantener a flote a sus familias, tanto como a las que desde muy temprano salen con rumbo a la ciudad para trabajar o estudiar, con el sueño de aportar a la economía familiar.

Como Alcalde es una verdadera emoción ver cómo Mérida y sus comisarías van saliendo adelante gracias al esfuerzo de sus mujeres —expresó.

Destacó que la participación de la mujer se nota claramente y es muy significativa a través de los programas del Ayuntamiento.

Señaló que de acuerdo con datos de la administración anterior, más del 80 por ciento de los proyectos productivos en colonias y comisarías están en manos de mujeres, además de que el 62% de los créditos Micromer son para empresas encabezadas también por mujeres de la ciudad y de comunidades rurales.

Agregó que también las mujeres son muy activas en los consejos de participación ciudadana, en los comités de obra y en los cursos y talleres de los centros de superación y capacitación.

Aclaró que las autoridades no pueden perder de vista los flagelos que afectan a las mujeres de la zona rural, como la violencia y la falta de oportunidades y es necesario trabajar para combatirlos.
Como parte del evento, de manera simbólica el Concejal entregó sendos reconocimientos a tres mujeres de la zona rural.

A nombre de sus compañeras, Isabel Alcocer Canché, vecina beneficiada con el Programa de Fomento Productivo, aseveró que los apoyos obtenidos por medio de ese plan representan una gran ayuda para las familias y les permiten trabajar para bien de los suyos y de la comunidad.

En el evento también intervinieron el comisario de Dzununcán, Santos Cetz Celis, Cecilia Patrón Laviada directora de Desarrollo Social y María Herrera Páramo, directora del Instituto Municipal de la Mujer-

Luego del acto protocolario, las autoridades recorrieron una muestra que se instaló con trabajos del Programa de Fomento Productivo, que incluyeron hamacas, bordado, miel, tortillas, flores y artículos de piedra y madera.

Los mensajes de cada participante fueron traducidos simultáneamente al maya.