PROGRESO.- Las poco más de ocho mil lanchas ribereñas de todo el litoral yucateco tendrán en breve un equipo electrónico que permitirá monitorearlas hasta a 20 millas de distancia, de modo que en caso de percance se podrá auxiliar a los tripulantes de manera efectiva y rápida, pues se conocerá su ubicación exacta.

Con esta medida, que forma parte de un programa nacional que se iniciará en Yucatán, los miles de pescadores ribereños de todo el litoral yucateco, desde Celestún hasta El Cuyo, realizarán sus actividades de pesca con mayor seguridad.

A fin de salvaguardar la vida humana en el mar, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), por medio de la Capitanía Regional de Puertos instalará a todas las lanchas ribereñas un sistema de ubicación y búsqueda en caso de algún percance en altamar.

El equipo electrónico se instalará en las popas de las lanchas por medio de un tubo de PVC de dos metros de altura; tiene alcance de 20 millas y será monitoreados por medio de antenas repetidoras que serán instaladas en los puertos del litoral, son conocidos como AIS-B (Sistema de Identificación Automática).

El AIS-B es un dispositivo color naranja que mide 45 centímetros que se inserta en una caja especial, la cual va colocada en el tubo de PVC que se instala en la proa de las lanchas.

Bernardo Crespo Silva, Capitán Regional de Puertos, explicó que los AIS-B son adquiridos por el gobierno federal por medio de la SCT y su instalación será gratuita en todas las lanchas y estará a coordinada por la Capitanía Regional de Puertos y las demás Capitanías de todo el litoral.

La Capitanía Regional ya comenzó a recibir los AIS-B y hasta el momento ya llegaron unos dos mil equipos y en breve comenzarán con su instalación, la cual se hará en coordinación con las autoridades pesqueras y estatales.

El funcionario explicó que en todo el litoral hay unas 8,000 lanchas ribereñas y la idea es que todas cuenten con ese sistema de ubicación de embarcaciones. El propietario de las embarcaciones será el responsable de ese equipo, que podrán llevarse a sus casas donde lo cargarán para usarlo el día que salgan a pescar.

El equipo no podrá ser prestado a otra lancha, porque antes que se entregue a los dueños de las embarcaciones en un banco de datos se anotará el nombre de la lancha, matrícula, dueño, puerto de origen entre otros.

Sobre el costo de cada AIS-B, el capitán Crespo Silva indicó que no lo tiene, pues es la SCT la dependencia que se encargó de su adquisición, pero estimó que hay una millonaria inversión en ese programa para la seguridad pesquera ribereña, el cual es un programa nacional que se iniciará en Yucatán.

Los AIS-B tienen alcance de 20 millas y serán monitoreados por medio de antenas repetidoras y en pantallas que estarán en las Capitanías, Armada de México y oficinas pesqueras, así como en embarcaciones navales y marítimas, explicó el capitán Bernardo Crespo.

El equipo cuenta con un dispositivo (botón) que en caso de algún percance en altamar se oprime y la señal es captada de inmediato para que se envíe la ayuda. Los AIS-B tienen batería interna con autonomía para cinco días y se cargan en cinco horas.

Los AIS-B es un sistema adoptado en el año 2000 por la Organización Marítima Internacional, su función es proveer información estática y dinámica de identificación del barco, posición, velocidad, estatus de navegación, nombre etc.

El equipo utiliza tecnología de VHF para comunicarse, será usado para el monitoreo de las embarcaciones ribereñas. Cada equipo tiene un costo de unos 770 dólares.