MÉRIDA.- En un caso que ha generado indignación, dos jóvenes mujeres acusaron a meseros de un antro ubicado en la colonia Jesús Carranza de haberlas violado cuando fueron al baño del establecimiento.

Los empleados del bar se habrían aprovechado de que las mujeres habían bebido de más cuando celebraban el cumpleaños de una amiga.

Sin embargo, los meseros alegaron que en realidad fueron ellas las que les propusieron sostener relaciones sexuales, pero de todas maneras fueron detenidos.

Los hechos ocurrieron aproximadamente a la 1:30 de la madrugada, cuando las denunciantes, de 19 y 20 años, ya estaban por salir del lugar, pero antes fueron al baño.

De acuerdo con lo que informaron ante la Agencia Especial para Delitos Sexuales del Ministerio Público, los hechos se suscitaron en un bar ubicado en la calle 33 entre 40 y 42, a una cuadra del parque de la colonia Jesús Carranza, donde se celebraba el cumpleaños de una amiga.

En la mesa eran alrededor de 25 personas y aproximadamente a la 1:30 ya sólo quedaban las supuestas víctimas, una amiga y dos amigos que las llevarían a sus casas porque ellas ya estaban pasadas de copas.

Antes de retirarse fueron al baño, donde las abordaron los meseros Marcelo S.M., de 25 años, y Luis Alberto P., de 23, quienes supuestamente las manosearon y agredieron físicamente.

Sin embargo, ellos afirmaron que las dos mujeres les propusieron sostener relaciones sexuales e incluso estuvieron de acuerdo en que las llevaran a una bodega para “estar más cómodos”.

Ahí, añadieron, fue donde los descubrió el gerente y las jóvenes señalaron que los empleados del bar las “forzaron” a sostener relaciones sexuales con el ofrecimiento de que su cuenta sería gratis.

Los meseros quedaron a disposición de las autoridades mientras se deslindan responsabilidades y se realizan las investigaciones, así como estudios a las supuestas víctimas para determinar si se configura el delito de violación.