MÉRIDA.- Luego de varios días de permanecer desaparecido, incluso con un reporte ante la Fiscalía General del Estado, anoche (lunes) se informó de la  muerte del ginecólogo Fidel Francisco Sáenz Laviada, de 53 años.

Aunque todavía no hay detalles sobre la muerte, autoridades de Jalisco contactaron a la familia para identificar el cuerpo, tras lo cual se confirmó que se trataba del médico desaparecido.

Por la noche, la Fiscalía de Yucatán informó que agentes ministeriales desplazados a la ciudad de Zapopan, en colaboración con sus homólogos de Jalisco, confirmaron  el deceso del doctor Sáenz Laviada.

De acuerdo con la denuncia M3/2241/2015  interpuesta por Effy Noemí Alpuche Rosado -esposa del hoy occiso-, el ginecólogo yucateco viajó a la ciudad de Guadalajara para asistir a un Congreso, pero perdió comunicación con él desde el pasado día 9 de septiembre.

Tras la denuncia, agentes ministeriales de la FGE iniciaron la investigación que incluyó la solicitud de colaboración a la Fiscalía General de Jalisco, además de que policías yucatecos viajaron a la ciudad de Zapopan para coadyuvar en dichos trabajos.

Luego de diversas indagatorias, Sáenz Laviada fue localizado sin vida en un predio de la colonia Ciudad Granja, del citado municipio de Zapopan, a donde también se trasladaron familiares del médico.

Ante autoridades del Servicio Médico Forense (Semefo) de esa ciudad, la familia confirmó a las autoridades ministeriales tras el protocolo de reconocimiento -que concluyó casi a la medianoche-, que se trataba de la persona buscada, por lo que las indagatorias continuarán en aquel estado, a fin de esclarecer lo sucedido.

Sus familiares y amigos se habían movilizado en redes sociales para localizarlo con vida. El médico tenía su consultorio en la avenida Itzaes, en la colonia García Ginerés.